EL SALMISTA  y LA UNCIÓN PROFÉTICA

Por Estrellita Gastaldi

¿Cuántos están preparados para vivir en un nivel mas alto de conocimiento de la Palabra y de revelación? Yo creo que la Iglesia esta viviendo tiempos de mayor gloria y revelación. Hace algunos años, yo jamás hubiera podido compartir con ustedes este mensaje, sencillamente porque nadie puede dar aquello que no tiene. Saber y conocer no son suficientes sin una vida que camine en obediencia a Su Palabra. Dios respalda una vida así. El Señor vuelve pronto y vemos como muchos acontecimientos, tanto en lo natural como en lo espiritual, se precipitan vertiginosamente a fin del cumplimiento de Su Palabra.

La Biblia dice que la gloria postrera es mayor que la primera. Es para valientes y comprometidos, no para tibios. Dios usara solo a aquellos que se entreguen sin ninguna reserva.

 El hombre y la mujer que han puesto su talento, formación musical y absolutamente todo su corazón a los pies de Jesucristo, no son meramente “músicos cristianos”, sino vasos de barro ungidos mediante los cuales:

      a) El Espíritu Santo manifiesta los dones  - (don de profecía)

b)  Expresan el testimonio de Jesús - (espíritu de profecía)

 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación” (1ª. Cor. 14:12,26)

El Apóstol Pablo dijo que él proclamaba la Palabra de Dios de cuatro diferentes maneras: “... con revelación, o con ciencia, o con profecía, o con doctrina” (1ª. Cor. 14:6)

     a)      Don de profecía - Dones del Espíritu Santo  (Hechos 2:17; Rom.12:6; 1ª.Cor.14:1)

Un salmista esta atento a poner a disposición de la Iglesia el don o dones recibidos por gracia. Son un regalo del Espíritu Santo a todos sus hijos.(1ª.Cor.12)  Debemos recordar, que los dones no son para edificación personal sino para “edificación, exhortación y consolación” de la Iglesia. La única excepción es el don de lenguas, a no ser que las interprete para que la Iglesia reciba edificación. (1ª. Cor. 14:4-5) “Cada uno según el don que ha recibido minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.” (1ª. Pedro 4:10) Una de las nueve manifestaciones del Espíritu Santo mencionadas en 1ª. Cor. 12 y frecuente en un salmista, es el don de profecía, que no es lo mismo que el oficio del Profeta que es la extensión del ministerio de Cristo. (Ef.4:11) El don es del Espíritu Santo, y el oficio de Profeta (como el de Apóstol, Evangelista, Pastor, y Maestro) es un llamado ministerial para algunos y dado por Cristo mismo.

b)      Espíritu de profecía – testimonio de Jesús

El testimonio de Jesús, es el espíritu de profecía. (Apocalipsis 19:10).

Este no es un don ni un oficio, sino una UNCION que proviene de Cristo DENTRO del creyente. (Definición del Dr. Bill Hamon del libro “Profetas y profecía personal”)Todos los hijos de Dios, aun cuando no fueren profetas ni tampoco tuvieren el don de profecía, profetizaran si el espíritu de profecía esta presente en ellos bajo la unción para ser una voz que da testimonio de Jesús conforme a las sagradas escrituras. 

 Los santos podemos ejercer la fe para profetizar: “...si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe,..” (Rom.12:6) “Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. (1ª.Cor.14:31)

Algunas observaciones, me impulsan a exponer y establecer con mayor claridad para la comprensión de lo siguiente: Son las Escrituras las que dan testimonio de Jesús, y como sabemos, "toda la Escritura es inspirada por Dios".

Cuando un músico ungido como David escribe tan bellos cantos proféticos en el libro de los Salmos, comprendemos ampliamente que dan testimonio de Jesús. Cuando nosotros cantamos en la iglesia alabanzas inspiradas de toda la Escritura, ese canto, da testimonio de Jesús. Nosotros solo somos canales ungidos de expresión.

Mike Bickle en su libro "Creciendo en el Ministerio Profético" expresa:

"...Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía" (Apocalipsis 19:10). Esto significa que la fresca revelación del corazón de Jesús es la esencia de su testimonio. Esto incluye la revelación de quien es Él, junto con lo que hace y lo que siente. El espíritu (propósito) de la profecía es revelar estos aspectos del testimonio de Jesús. La pasión por Jesús es el resultado de esta revelación profética. Una pasión santa como esta es lo que se destaca en una iglesia profética."

 ¿Cómo testifica un salmista el espíritu de profecía? Por medio de la música y el canto, con “Cánticos espirituales”. (Col.3:16) Las Escrituras nos dicen que Dios canta:

“Jehová esta en medio de ti, poderoso, él salvara; se gozara sobre ti con alegría, callara de amor, se regocijara sobre ti con cánticos.” (Sofonias 3:17)

 He aprendido y luego experimentado, que un Cántico Espiritual es un Canto profético, y un Canto profético es una de las tantas maneras de expresar un Cántico Nuevo. (Salmo 40:3; Isaías 42:10; Deut.31:22 y 30; Apoc.5:9; 14:3; 15:3)

 No quisiera en este momento extenderme más. Entiendo que lo haré mas adelante pues hay buenos ejemplos y muchos pasajes bíblicos para compartir sobre cánticos espirituales.

 Quisiera mas bien, que cada uno pudiera meditar en su corazón respecto a la motivación que como músico le impulsa dentro del servicio en la alabanza y adoración; que cada cual examine hoy como esta su vida a la luz de todo lo que Dios desea desarrollar en plenitud; que cada uno le invoque con rodillas postradas y clame para ser un adorador ungido en todo tiempo que ministre a Dios con un corazón conforme a Su corazón.

 “Halle a David mi siervo; lo ungí con mi santa unción.” Salmo 89:20

 “...les levanto por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isai, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero.” Hechos 13:22

 “Y yo me suscitare un sacerdote fiel, que haga conforme a mi corazón y a mi alma; y yo le edificare casa firme, y andará delante de mi ungido todos los días.” 1ª. Samuel 2:35

 Que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos, para la salvación de los perdidos y la gloria del Nombre de Jesús.

 ESTRELLITA GASTALDI - directora de alabanza y moderadora de la lista de alabanza