¿Aprenderemos algún día que Dios lo que le importa es que le adoremos 
¿Música de adoración o adoración de la música?
Por Bob Kauflin


¿Cuando oyes la palabra "adoración", qué es lo primero que viene a tu mente? Sea lo que sea, seguramente difiere a lo que le podría venir a la mente a los millones de cristianos en todo el globo terraqueo. Es por eso que cuando tratamos de identificar lo que no podemos negociar en la adoración, es importante comenzar a aclarar lo que es la verdadera adoración y lo que no es. Esto nos va a ayudar a identicar las verdades y lo que en realidad importa. Comencemos pues 

La adoración no es un estilo musical 

Hace poco pasé un tiempo con un lider de adoración muy respetado en el Cuerpo de Cristo quien cree que la música contemporánea es incompatible con la adoración, y que piensa que utilizar ese tipo de música en la adoración es cometer un pecado. ¿Cómo nos conocimos? Él era el orador principal en una conferencia a la que asistía. Para ser más exacto, yo guiaba la adoración en la conferencia, y mi equipo de adoración incluía cantantes, teclado, guitarra, bajo, y percusión. Creo que está de mas decir que gran parte de nuestra alabanza a Dios la expresabamos utilizando estilos conteporáneos. 

Esta situación pudo haber sido muy incómoda los primeros días, pero en realidad tuvimos algunas conversaciones que fueron extraordinarias, sinceras y fructíferas. 

Este hombre me dió al menos dos razones por las que él creía que la música contemporánea es inaceptable en la adoración. La primera es que a su modo de ver las cosas la asociación con la cultura secular que la hace inutilizable. La segunda es que su uso viola el salmo 33:3 (toquen con destreza, y den voces de alegría (NVI)) puesto que, en su opinión, no requiere habilidad alguna para tocar música contemporáneo. Aquí están mis respuestas. 

Su primer argumento se basa en el estilo de música de la adoración. Sabemos que la adoración está ordenada por Dios. Está basada en Dios y para Dios. De esta forma sin algunos estilos musicales son malos para la adoración, cuáles son los mejores? ¿Cuál estilo musical es el le agrada más a Dios? 

¿Bach? 
¿Negro Espiritual? 
¿Música tradicional? 
¿Ska? 

Es más, podriamos preguntarnos - ¿Cúal es el período en la historia de la música que Dios prefiere? ¿Por ejemplo, será que a Dios le agradan más los estilos musicales de la Europa del siglo XVI? ¿Los estilos anteriores a ese siglo no eran los adecuados? ¿Será que Dios lamenta los avances musicales que han surgido desde entonces? ¿Es un error la diversidad musical y la ramificación de la música? 

¿Aprenderemos algún día que Dios lo que le importa es que le adoremos en lugar de la orquesta sinfónica o los redoblantes africanos o el uso de música no-occidental en la que no se usa una escala de 12 tonos? ¿No sería un gran impacto para nosotros si al llegar al cielo descubrimos que a lo que Dios le gusta es la adoración con el uso de la música tipo country?

Espero que comprendas mi punto de vista. La adoración del Dios vivo y verdadero no se puede confinar a cierto estilo o período musical. De hecho, la mayoría (si no son todas) de las discusiones basadas en cual música es la mejor para la adorar a Dios son producto de una cultura o de una preferencia en particular, y no del discernimiento bíblico. 

Esto nos conduce al segundo punto. ¿Importan las destrezas? Por supuesto. Pero cada instrumento y cada estilo de música se puede tocar bien o mal. No se necesita tanta destreza en tocar un Do medio en un piano como hacerlo en un cuerno francés. Los rudimentos de la guitarra popular son más fáciles que los de la guitarra clásica. Pero esto no significa que la música popular no se deba tocar con habilidad, o que tocar cuerno francés siempre más difícil que tocar piano. Cada instrumento y cada pieza musical se puede tocar con mucha, poca o ninguna destreza.

Lo mismo ocurre con ciertas composiciones. Hay buenos y malos composiciones de música de películas, de reggae, y pop, pero no es sabio comparar música de distintos géneros. No existen argumentos bíblicos para decir que lo clásico es siempre mejor que lo pop, o que es lo más apropiado para la adoración. Ni tampoco es cierto que digamos que la música contemporánea en la adoración es mejor (o peor) que los himnos. Esto equivale a querer comparar manzanas con naranjas. Las categorías musicales son demasiado extensas, y los géneros son demasiado diferentes como para que podamos hacer este tipo de comparación.

Habiendo dicho esto, tambien es cierto que que algunos estilos no se adaptan bien a ciertos momentos en la adoración. Por ejemplo, no puedo imaginarme el uso de un rock pesado y agresivo en un contexto en el que se llama al arrepentimiento y a la humillación ante Dios. De esta manera aunque el estilo musical puede ayudar u obstaculizar a la adoración en un momento particular del servicio, la adoración en sí misma no es sinónimo de un estilo musical en específico. Como Donald Hustad escribió tan sabiamente: "Debemos asegurarnos que la música que usamos en la adoración no se convierta en la musica que adoramos" (True Worship: Reclaiming the Wonder & Majesty - Carol Stream, IL: Harold Shaw Publishers, 1998, p. 185) 

Espero que podamos reconocer porque es tan importante entender que es lo que no es la adoración. En la próxima entrega continuaremos con este tema tan vital.

Regocíjate en su gracia
Bob


La adoración importa por Bob Kauflin, copyright 1999-2002 por los ministerios Sovereign Grace (antiguamente denominado como ministerios PDI), Gaithersburg, MD, E.E.U.U.. Traducido del inglés por entreCristianos y utilizado con el debido permiso.